Optimizar PC

Optimizar tu PC no es para nada un procedimiento difícil ni complicado, cualquier persona puede hacerlo sin poner en absoluto en riesgo su computador. Con estos sencillos trucos sentirás una notable mejora en el rendimiento de tu ordenador permitiéndote trabajar, navegar y jugar de una manera mucho más fluida.

Instalar Actualizaciones y Drivers

Un equipo sin actualizar es probablemente un dispositivo con errores, incompatibilidades y seguramente, ralentizado.

Las primeras actualizaciones que tienes que revisar son las del sistema operativo Windows. Utilizando el “buscador de Windows” teclea “Windows Update” y se ejecutará la herramienta de detección de actualizaciones de Windows.

actualizaciones de windows update

Primero tardará un poco en cargar para buscar si tienes algún elemento desactualizado y luego te mostrará todos los archivos disponibles para su instalación. Pulsa continuar y comenzará el proceso, es muy posible que te pida que reinicies el sistema al acabar para aplicar los cambios. Si llevas mucho tiempo sin hacerlo, puede que tarde bastante tiempo, así que no hagas esto si tienes prisa o necesitas el ordenador para algo importante en ese momento.

Si no quieres que tu ordenador vuelva a quedarse desactualizado, activa las actualizaciones automáticas desde las opciones de “Configuración” en el panel de control de Windows.

Te advierto que algunas actualizaciones son muy pesadas y tardan mucho en realizarse, por lo que no será la primera vez que alguien ha necesitado su ordenador para algo importante y cuando ha ido a arrancar el PC se ha encontrado el mensaje “Espere mientras las actualizaciones surgen efecto” llevándose las manos a la cabeza.

*Mi recomendación es tenerlas desactivadas y comprobarlo de manera manual una vez a la semana. Si no te vas a acordar, déjalas en modo automático.

Si eres de perfil Gamer, editas vídeo o cualquier otro proceso gráfico, debes buscar los drivers apropiados para tu tarjeta gráfica. Windows update y el propio Windows, reconocerá tu tarjeta de video e instalará los drivers necesarios para un uso básico de tu tarjeta. Sin embargo, tanto ATI como Nvidia disponen de programas que instalan drivers y herramientas específicas para sacar el máximo rendimiento de tu gráfica.

 logos de ati y nvidia

Si no conoces el modelo exacto de tu controladora, no te preocupes, ambas empresas, en su página web, tienen herramientas para auto detectar tu modelo e instalar todo lo necesario con tan solo unos clics.

Página web de Nvidia: Auto Detect Nvidia Drivers

Página web de Ati: Auto Detect Ati Drivers

Si con todo esto aún tienes algún problema, es posible que algún periférico no se haya instalado correctamente y necesites hacerlo a mano. Lo mejor es acudir al sitio web del fabricante de este periférico y seguro que encontrarás los drivers necesarios.

Configurar los programas que se inician al arrancar Windows

El principal problema que suele ocasionar un arranque lento de Windows son los programas que se ejecutan al encender el ordenador.

Programas como Spotify, Itunes, Twitch o Disscord suelen tener esta opción activada cuando los instalas. Lo que pasa en este caso es que cuando se abre Windows, se tiene que poner a abrir todos estos programas, la mayoría conectados a la red, que tienen que hacer comprobaciones para ver si les han entrado mensajes nuevos, si se han actualizado listas de música, si te han agregado amigos, etc….

Si encima, como Itunes, tiene que buscar nuevas actualizaciones y además, lo tienes configurado para que las descargue automáticamente, también se pondrá a realizar descargas nada más sentarte delante del ordenador. Todo esto como es evidente hace que el proceso de comenzar pase de durar 30 segundos a 2 minutos, 5 minutos o 10 minutos incluso más según lo extremo que sea el caso.

Para quitar todos estos programas del arranque y poder abrirlos luego cuando a ti te convenga a mano, tienes que presionar “Ctrl + Alt + Suprimir”. Selecciona “administrador de tareas”, dentro del administrador, ve a la pestaña de “Inicio” y te saldrá el listado de todas las aplicaciones que hay disponibles para que se ejecuten con el arranque.

seleccionar aplicaciones que se ejecutan al arrancar windows

A la derecha te mostrará si están habilitadas (se ejecutan al arrancar) o deshabilitadas (no se ejecutan). Selecciona las que veas que están habilitadas y no necesitas, abajo a la derecha tendrás un botón con la opción “Deshabilitar”. Otro problema resuelto.

Desactivar los efectos visuales de Windows

Nuestro sistema operativo tiene algunos elementos estéticos, que quedan muy bonitos, pero sobrecargan los procesos gráficos. Si no te has fijado, estamos hablando de los bordes de las ventanas traslúcidos, los efectos de transición cuando minimizas o maximizas una ventana y cosas por el estilo.

Si tienes un ordenador potente puedes dejarlo como está, pero independientemente del caso lo mejor es desactivar todas estas opciones para aligerar la carga de gráficos.

Realizar esto es muy sencillo, solo tienes que abrir tu “panel de control”, acudir a las opciones de “accesibilidad” > “centro de accesibilidad” y “facilitar el uso del equipo”. En la parte inferior del menú encontrarás una opción llamada “Desactivar todas las animaciones no necesarias”. Márcala y habrás resuelto este problema. Tu sistema no lucirá tan bonito pero si mucho más fluido y práctico.

desactivar elementos visuales en windows

Cambiar tu disco duro HDD por uno SSD

La mayoría de nuestros equipos llevan o llevaban instalados siempre como sistema de almacenamiento físico un disco duro HDD. Aunque hasta ahora han dado la talla y nos han sido de gran utilidad, en el mejor de los casos, un Hard Drive Disk habitual en un equipo doméstico de unas 5000rpm o 7000rpm, tiene una velocidad de transferencia de datos de unos 50 y 150 MB/s.

Los discos duros SSD, que realmente no son discos duros, son discos sólidos, ofrecen una velocidad de transferencia de archivos mucho mayor, entre 200 y 550 MB/S. Cualquiera de una calidad media te proporcionará una velocidad 3 veces superior a la que tenías con tu viejo disco duro, en el peor de los casos.

 diferencia entre hdd y ssd

 

Existen 3 tipos de disco duro SSD diferentes:

  • SSD SATA: En un formato de 2.5, es el que puedes ver arriba en la foto. Con un diseño similar a los discos duros clásicos, están pensados para ofrecer la mayor compatiblidad con el mayor número de sistemas ya que el conector es el mismo que los HDD SATA de toda la vida. Son 3 veces más rápidos que un disco duro convencional, ofreciendo un ancho de banda de 6GB/s que alcanza unas velocidades de escritura y lectura que rondan los 500mbs/s. Dentro de los SSD, son los más baratos y los que mas probabilidades tienen de ser compatibles con tu sobremesa o portátil.
  • SSD M2: Es el formato más compacto, con un precio superior al SSD SATA, su compatibilidad es menor puesto que tu equipo necesita disponer un puerto M2 para conectarlos directamente a la placa base. Por sus dimensiones, se están convirtiendo en los favoritos por los fabricantes de portátiles. La conexión se realiza por PCI Express 3.0 ofreciendo un ancho de banda de 32GB/s llegando a alcanzar velocidades de lectura de 3000mb/s que proporcionan un rendimiento 6 u 8 veces superior a los SSD SATA.
  • SSD PCI Express: Exactamente iguales en rendimiento a los SSD M2, su conector es el clásico PCI Express de los ordenadores de sobremesa. Ofrecen una compatibilidad mayor que sus hermanos pequeños (en tamaño) pero encarecen su precio. Probablemente, este formato desaparecerá conforme los equipos empiecen llevar incorporados conectores M2 en sus placas bases ya que para igual rendimiento, su volumen es mayor y su precio también.

El “problema” de los Solid State Drive, es que son más caros, digo problema entre comillas por que obviamente, si algo es mejor, es lógico que su coste sea mayor. De todas maneras el último año los precios han descendido bastante. Leí un artículo donde decían que las empresas que hay detrás los fabricaron en exceso y la gente no los compraba por su elevado precio, de ahí que el coste ahora se esté reduciendo.

El problema que se ha encontrado esta tecnología es que un usuario medio no quiere gastar más de 50 o 100€ en su disco duro. Antes en los SSD por este rango de precios solo encontrabas de 128 GB y 256 GB de capacidad. El primero se queda realmente muy corto a no ser que solo utilices tu pc para consumir contenido, navegar y ofimática, el segundo no estaba mal pero era mejorable.

Hoy en día en el rango de 60 a 100€ puedes encontrar discos SSD de 500GB que será suficiente para cualquier persona que no necesite una cantidad de almacenamiento excesiva por algún caso en particular.

Reinstalar Windows o eliminar los programas “basura” del fabricante

Si compras tu ordenador a piezas, no te encontrarás este problema, pero en la mayoría de los portátiles y en el caso de algunos sobremesa preconfigurados, tu sistema operativo llevará incorporado programas que te ha instalado el fabricante, a veces útiles, la mayoría de las veces no, que solo van a ocupar espacio en tu disco, sobrecargar procesos y elementos visuales.

La mayoría de estos programas no los utilizarás en tu vida, por lo que lo mejor que puedes hacer es, o borrarlos, o reinstalar windows desde 0.

Si quieres desinstalar estos programas, simplemente pon en el buscador de Windows “desinstalar un programa” y haz click en el resultado.

como acceder al menú de desinstalación

Te saldrá un listado con todos los elementos que tienes instalados, solo tienes que revisarlos e ir desinstalándolos uno por uno. No recomiendo hacerlo si no tienes claro lo que estas haciendo por que puedes eliminar algún elemento crítico que estropee tu SO(Sistema Operativo).

*Ya que tienes abierta la herramienta de “Agregar o quitar programas” aprovecha y desinstala todos los programas o juegos que ya no utilices. Echa un vistazo a tus carpetas y borra también archivos como música o películas que no necesites, así liberarás espacio y quitaras morralla de tu ordenador.

Si quieres reinstalar Windows, lo tienes muy fácil. En la página web de microsoft descarga la herramienta de creación de medios. Cuando la tengas, te guiará durante el proceso para crear un usb booteable de instalación de Windows. Antes de hacer nada, asegúrate de que tienes tu clave de Windows a mano.

pantallazo de la web de microsoft

Para realizar la instalación reinicia tu PC y cuando aparezca el mensaje de pulsa cualquier tecla para iniciar desde el usb, hazle caso, pulsa cualquier tecla y sigue los pasos para reinstalar Windows. En caso de que no te aparezca ese mensaje, debes acudir a la BIOS de tu PC y configurarla para que reconozca dispositivos USB durante el arranque.

*Cuidado* Algunas marcas como SONY Vaio, traen programas que si son realmente útiles, es más, puede que si realizas una instalación limpia de Windows en estos equipos, tengas problemas luego para realizar actualizaciones, encontrar drivers, etc...

* Tip de optimización para portátiles. En los ordenadores portátiles, en todos, las opciones de energía, que son las que se encargan de aumentar la duración de tu batería, afectan al rendimiento de tu equipo. Lo que hacen estas opciones, es reducir los recursos de los que dispone el ordenador, ralentizándolo, para aumentar la vida útil de la carga.

Tienes que hacer click en el icono que aparece con el estado de carga de la batería en tu barra de inicio y seleccionar opciones de energía. Te dará a elegir entre cuando está conectado a la red y cuando consume la batería. Cuando está conectado a la red, lo ideal es seleccionar el máximo rendimiento para que tu PC funcione al máximo de su capacidad. Cuando consuma la batería, debes elegir cual es tu prioridad, si tener una batería duradera, o un rendimiento máximo.

configurar opciones de energía de un portátil

Otros trucos que pueden interesarte:

Mejorar refrigeración del portátil

Descubrir por qué no arranca tu ordenador

Evita que tu ordenador vaya tan lento

O visita nuestra Home