Mi portátil se calienta mucho

Un problema muy habitual tanto en ordenadores de sobremesa como en los portátiles es que se calientan demasiado. Los problemas de temperatura afectan a todo el rendimiento de nuestro equipo haciendo más lenta cualquier tarea y entorpeciendo cualquier acción que queramos realizar.

Estos problemas suelen aparecer al año o dos años desde que estrenamos nuestro computador aunque en algunos casos, sobretodo en ciertos fabricantes de portátil, pueden aparecer desde un primer momento. Pero no te preocupes, con estos sencillos trucos, reducirás unos cuantos grados y podrás volver a disfrutar de tu equipo.

La suciedad y los flujos de aire de la refrigeración de un PC

La suciedad de un ordenador es el mayor enemigo para una buena refrigeración ya que las pelusas que se acumulan dentro entorpecen o taponan el flujo de aire y por lo tanto reducen la capacidad de disipación de calor de nuestros sistemas.

 problemas de temperatura en un PC

Los ordenadores de sobremesa tienen en su mayoría un flujo de aire para refrigerar de presión positiva. Esto quiere decir que hay más potencia en los ventiladores que meten aire al PC que en los que lo sacan, lo que hace que los que sacan el aire no den a basto y por todas las rendijas o huecos que queden en la caja, el aire también saldrá, evitando que coja más polvo.

En los portátiles nos encontramos tanto sistemas de presión positiva como negativa, pero realmente cuando nos encontramos con uno de negativa (hay mas potencia en los ventiladores que sacan aire que los que lo introducen) estos suelen ser los típicos modelos de aluminio que están mucho mejor sellados y evitan que entre el polvo.

Aún así es casi imposible que se acumule suciedad en el interior, y lo mas importante, que se acumule en la zona donde debe salir el aire caliente, haciendo que se quede en el interior del ordenador.

Sin embargo si nuestro portátil tiene un sistema de ventilación con presión positiva (tiene un ventilador que mete aire) entonces si que nos podemos encontrar el problema de que el polvo tapone tanto la entrada como la salida del aire.

La suciedad también puede acumularse en el propio motor rotator de los ventiladores tanto en sobremesa como en portátiles, disminuyendo su efectividad e incluso haciendo que dejen de funcionar, lo que es crítico para la salud de nuestro pc.

Para solucionar todos los problemas de suciedad, es muy sencillo, solo tenemos que abrir nuestro portátil o sobremesa, soplar todo el polvo con un spray de aire para limpiar ordenadores, limpiar con un pincel seco o mojado en alcohol isopropílico todos los componentes (con cuidado de no romper nada) y sobretodo limpiar los ventiladores, en especial el punto donde giran.

Si tenemos rejillas para evitar la entrada del polvo también debemos limpiarlas por que si se va acumulando la suciedad cada vez podrá entrar menos aire y también empeorará la refrigeración.

Cambiar pasta térmica del procesador

La pasta térmica es un compuesto que se coloca entre el procesador y el disipador. Este material se esparce entre los dos elementos para realizar una unión solida evitando impurezas perdidas en la zona de contacto para mejorar así la refrigeración.

 mantenimiento de la pasta térmica

Una buena pasta térmica debe tener una baja resistencia térmica que permita la transmisión del calor con facilidad. No debe ser conductiva de la electricidad para evitar dañar cualquier componente en caso de que se nos caiga una gota sin darnos cuenta donde no queremos.

Las mejores marcas de pastas térmicas son sin lugar a dudas Noctua y Artic. Exceptuando algunos disipadores de sobremesa que compramos a piezas, ningún ordenador o portátil trae una de estas dos marcas de serie. Si montamos el ordenador nosotros mismos lo recomendable es comprar una de estas dos, si es un portátil o pc pre-ensamblado podemos aguantar la pasta de serie 2 años para mantener la garantía, después te recomiendo cambiarla.

Para cambiar la pasta térmica es el mismo proceso tanto en un sobremesa como en un portátil, solo que en un portátil es más complicado por que tendrás que desmontarlo entero en casi todos los modelos. Una vez que accedas al procesador debes:

  • Limpiar tanto el procesador como la parte del disipador que hace contacto con alcohol isopropílico (isopropanol). Este alcohol se evapora super rápido, no deja ningún residuo y al igual que la pasta térmica, no transmite la electricidad. Así nos ahorraremos un gran disgusto.
  • Una vez esté limpio y seco, aplicamos una gota del tamaño de una lenteja en el centro del procesador (las dos pastas térmicas que te he recomendado vienen en formato de jeringuilla para facilitar esta aplicación).
  • Después solo tenemos que volver a poner el disipador encima del procesador y atornillarlo, la presión hará que se extienda por toda la zona a refrigerar.

Con estos 3 sencillos pasos y una pasta de calidad reduciremos unos cuantos grados la temperatura de nuestro PC. Si no sabes como desmontar el portátil, busca en youtube “desmontar X” y en X pones tu modelo de portátil, seguro que hay algún video.

Por norma general todos los portátiles se desmotan quitando primero todos los tornillos de la parte de abajo, desconectando el disco duro, la memoria Ram y la tarjeta wifi. Después con una pua de guitarra sacamos el teclado con cuidado de no llevarnos el conector. Después poco a poco vamos desconectando todo lo que nos encontremos con unas pinzas y desatornillando todos los tornillos que nos encontremos, hasta que podamos acceder al procesador. Con que eches fotos de cada paso y recuerdes donde iban los tornillos, no tendrás problema.

Exceso de procesos

Si nuestro ordenador está limpio, tenemos una buena pasta térmica, tenemos todos los componentes como es correcto y en el caso de los portátiles no los colocamos en sitios que hagan que se caliente, y aún así se calienta demasiado, es posible que tengamos un exceso de procesos ejecutándose en nuestro equipo que haga que el procesador o la tarjeta gráfica estén todo el rato rindiendo al máximo lo que hace que aumente la temperatura.

 problemas en un PC

Es posible que esto ocurra por que tenemos demasiados programas abiertos, por que tenemos demasiados plugins, widgets o extensiones en nuestro escritorio o navegador, pero también es posible que tengamos un virus o troyano que esté provocando esta situación.

Para echar un primer vistazo rápido a la situación del rendimiento de nuestro PC, presiona simultaneamente el clásico “Ctrl + Alt + Supr” y acude al administrador de tareas. En la ventana de procesos encontrarás los gráficos de rendimiento tanto de la CPU como la GPU y el disco duro.

Si en un estado supuestamente de reposo, sin que estés haciendo nada, ves que alguno o todos estos elementos van al máximo, hay algún problema. Para solucionar esto debemos:

  • Eliminar todos los widgets, plugins o extensiones de nuestro navegador.
  • Utilizar un programa antivirus para examinar nuestro PC.
  • Utilizar un programa anti malware para examinar nuestro ordenador.
  • En caso de que el problema persista, salva todos tus archivos importantes en un pendrive o disco duro y formatea tu sistema operativo.

La posición en la que colocas tu ordenador portátil

Mucha gente tiene la costumbre de poner el portátil encima de la cama, encima de sus piernas, o encima de cualquier superficie. ¿Es este un problema? Pues depende.

 ordenador sobre un sofá

Si tu portátil tiene uno o varios ventiladores en la base introduciendo aire, cualquier superficie donde lo pongas que tapone estas entradas, provocará un aumento repentino de la temperatura por que estás impidiendo que refrigere de manera correcta.

Si el portátil tiene una salida de aire en alguno de los laterales y los taponas, estamos en las mismas, el aire caliente no puede salir, se queda en el interior y no refrigera como es debido.

Solo en los portátiles que no tienen entradas de aire en la base y que por la disposición de sus salidas es imposible que las tapones al apoyarlas en cualquier parte, puede utilizarlos de esta manera.

Estos portátiles suelen ser de aluminio lo que facilita la refrigeración pasiva del dispositivo, dispositivo que en muchos casos tiene los ventiladores la mayoría del tiempo apagados o directamente no tiene.

En los portátiles convencionales de plástico, utilizarlos de esta manera es condenarlos a muerte. Si quieres poder posarlos en cualquier parte, debes utilizar un soporte con o sin refrigeración para evitar que se calienten y acabar fundiendo la tarjeta gráfica.

Delid y Relid, los grandes desconocidos

Si hasta ahora te había dicho que todo lo que iba a explicar en esta guía podía hacerlo cualquier persona de manera sencilla, lo siento, pero hay una excepción. El delid y el relid es una “reparación” que se hace a los procesadores de un equipo de sobremesa donde quitamos la chapa protectora para cambiar la pasta térmica que se encuentra en el interior del procesador.

¿Por que se hace esto? Por que los fabricantes de procesadores decidieron para ahorrar costes no soldar la tapa del procesador al procesado y en su lugar, utilizaron pasta térmica. No contentos con ello, decidieron usar una de mala calidad. Por eso desde hace unos años hasta ahora, muchos procesadores a partir del año o dos años de uso, aumentan considerablemente su temperatura tanto en estado de reposo como al máximo rendimiento.

El problema de realizar esta técnica es que vas a necesitar de unos cuantos materiales o herramientas que nadie suele tener por casa si no es un técnico informático, en cierto modo es arriesgado por que te puedes cargar el procesador y encima conseguir todos estos materiales no es barato, aún así, yo voy a explicar aquí como se hace aunque sea para matar la curiosidad que podáis tener sobre esto, ya que he visto que hay muy poca información al respecto.

Para hacer Delid&Relid necesitamos:

  • Una herramienta especial para quitar la tapa protectora y su posterior colocación. Esta herramienta es diferente dependiendo del tipo de socket de nuestro procesador.
  • Alcohol isopropílico
  • Una tarjeta de plástico, como las de crédito
  • Silicona resistente a altas temperaturas y no conductiva de la electricidad
  • Pasta térmica o metal líquido, depende de lo locos que estemos

El primer paso sería retirar la tapa protectora con la ayuda de la herramienta especial. Aunque varía dependiendo del modelo del socket, lo normal es colocar el procesador dentro de la herramienta como sus instrucciones nos indiquen y hacer presión con el tornillo hasta que salta.

Después tenemos que quitar toda la silicona que traía tanto del procesador como de la tapa, con la ayuda de una tarjeta y alcohol isopropílico, dejándolo bien limpio.

Fíjate en que la silicona no recorre al completo el perímetro del procesador, siempre queda un hueco. Fíjate y recuérdalo, por que cuando vuelvas a poner la silicona deberás dejar también un hueco como este. Esto se hace por que dentro del procesador se pueden generar gases y si no dejas una via de salida, se quedarán atrapados y el procesador acabará inflándose y deteriorándose.

Después limpia la pasta térmica que traía de serie con alcohol isopropílico, dejando todo bien limpio.

En el caso de que vayas a utilizar pasta térmica (lo que recomiendo a no ser que hagas Overclock extremo) el proceso es el mismo de siempre. Pon una gotita con una forma de lenteja y ya estarías listo para volver a armarlo.

En el caso de que quieras utilizar metal líquido, recuerda que aunque este tiene una resistencia térmica menor que la pasta térmica y te ayudará a reducir algún grado extra, este material SI es conductor de la electricidad, por lo que si no lo aplicas bien y dejas algún residuo, es muy posible que fundas el procesador.

Tendrías que aplicar el metal líquido con muchísimo cuidado (es recomendable proteger la zona donde no vayas a aplicarlo con algún tipo de cinta) extendiéndolo por todo el chip con la ayuda de una pequeña espátula.

Hayas optado por el material que hayas optado, tienes que poner silicona alrededor del procesador de la misma forma en la que estaba, sin olvidarte de dejar un hueco para los gases que se puedan generar.

Después con ayuda de la herramienta, coloca de nuevo la tapa en el procesador y utlízala para hacer presión sobre esta. Déjala así el tiempo que te indique la silicona y ya tendrás tu procesador con pasta térmica nueva en el interior.

Otras cosas que puedes mejorar en tu PC:

Problemas en el arranque

Problemas de velocidad

Problemas de optimización

Página principal