Detectar Cuello de Botella en PC

El famoso cuello de botella en un PC trae de cabeza a muchísimos usuarios a la hora de configurar su ordenador a piezas. Este problema no es tan habitual (o no debería serlo) si compramos un ordenador ya configurado de una tienda, pero normalmente te puedes ahorrar bastante dinero si decides montarlo por tu cuenta.

Este problema también se nos plantea cuando queremos actualizar nuestro equipo, ya que puede que solo queramos actualizar alguno de sus componentes y no el equipo al completo, para lo que necesitamos saber si el dinero que vamos a invertir en el nuevo hardware nos va a salir a renta o si por el contrario no vamos a poder exprimir su capacidad al máximo debido al cuello de botella.

El cuello de botella se produce cuando uno de nuestros componentes no es tan potente como otro e interfiere en su correcto funcionamiento. Esto suele ocurrir cuando incorporamos una tarjeta gráfica moderna a una torre con un procesador antiguo. La tarjeta desarrollará una potencia y una cantidad de datos que el procesador no será capaz de procesar y por lo tanto no podrá soportar ese volumen de información, rompiendo el equilibrio entre componentes y provocando un descenso del rendimiento de la tarjeta gráfica.

Este problema también nos lo podemos encontrar si contamos con poca memoria RAM, lo que ralentizará el rendimiento del resto de elementos del dispositivo, o si tenemos un disco HDD con baja velocidad de lectura y escritura o está dañado.

¿Cómo puedo saber si mi ordenador hace cuello de botella?

La mejor manera para detectar el cuello de botella en un ordenador que ya tienes, es hacer pruebas de rendimiento del hardware que tienes instalado. Para el caso de la tarjeta gráfica es muy sencillo.

  • Lo primero que debes hacer es visitar la página de MSI y descargar su software Afterburner pulsando en el botón que te marco a continuación.

  • Después ejecuta el archivo y procede con la instalación, comprueba que cuando realizas la instalación se quedan marcadas las casillas para instalar tanto MSI Afterburner como Rivatuner Statistics Server. Necesitarás ambos programas para que todo funcione.
  • Ejecuta el programa y pulsa en el botón de “configuración”. Dentro de la ventana emergente selecciona la pestaña de “Monitorización”. Aquí encontrarás una larga lista de hardware y rendimiento que puedes monitorizar mientras juegas. Para comprobar el cuello de botella a nosotros solo nos hace falta que se encuentre activada la opción de “Carga de la GPU”. El resto de opciones configúralas a tu gusto.
  • Selecciona un juego exigente y ejecútalo, si pones un juego que no exija mucho a nuestro PC puede que no podamos comprobar de manera correcta el rendimiento de la tarjeta gráfica si el juego no le exige el 100%. Comprueba que en una de las esquinas se te muestra la información que seleccionaste en el programa de MSI.
  • Comienza una partida y fíjate en el valor que muestra la GPU a modo de porcentaje. En un equipo que funciona de manera correcta, el porcentaje de carga de la GPU debería ser del 90 al 100%. Si tu computadora solo está realizando una carga de la GPU del 70% por  poner un ejemplo, tienes un problema de cuello de botella que está disminuyendo en un 30% la capacidad de procesamiento de gráficos de tu tarjeta.

**Atención: MSI Afterburner tiene diversas opciones entre las que también destacan las de Overclock. El Overclock modifica el rendimiento de tu tarjeta gráfica siempre bajo tu responsabilidad y puede dañar tu tarjeta gráfica. Este no es un tutorial de Overclock y nunca te recomendaría hacer Overclock a tu equipo, por lo que si tocas alguno de los parámetros que no he mencionado, hazlo siempre bajo tu responsabilidad y con muchísima cautela.

¿Cómo puedo saber si el hardware que quiero comprar hará cuello de botella?

Si estás pensando en comprar nuevo hardware y como es lógico, no puedes hacer la comprobación que hemos mencionado antes al no disponer del equipo necesario en tu propiedad, siempre puedes consultar esta calculadora de cuellos de botella que te dará una idea aproximada sobre si los componentes que han elegido se encuentran en equilibrio entre si. No se trata de una calculadora 100% efectiva pero la verdad es que siempre que la he utilizado he acertado y nunca he tenido problemas cuando las piezas que he seleccionado me las ha detectado como compatibles entre sí.

De cualquier modo, te recomiendo que tras hacer el cálculo, comprobar que todo es compatible y comprar el nuevo hardware, realices la prueba de rendimiento que hemos explicado arriba.

El funcionamiento de esta calculadora es muy sencillo. Solo tienes que introducir el modelo del procesador, tarjeta gráfica y cantidad de RAM que dispones y pulsar sobre el botón de “Calcular”. La web te dará una estimación sobre si esos componentes se encuentran en equilibrio y si provocarán o no un cuello de botella. ¡Prueba diferentes combinaciones hasta que des con la correcta!

Si tu ordenador no tiene cuello de botella y aún así piensas que debería funcionar mejor, mira estos consejos para mejorar el rendimiento de tu PC:

Resumen de todos los problemas de un ordenador

Haz que tu ordenador funcione más rápido

Consigue que tu ordenador funcione si no enciende

¿Tu ordenador va demasiado lento? Lista con lo principales motivos

¿Tu portátil arde? Aprende a solucionarlo