¿Como mejorar el rendimiento de tu PC?

Hola! Bienvenido a RendimientoPC.com, en esta página queremos ayudaros a todos los que tenéis problemas con vuestro ordenador para que, aún sin tener conocimientos de informática, cualquiera de vosotros pueda arreglar y sacar el máximo partido de su PC de sobremesa o portátil.

¿Cual es el problema de tu PC?

             

             

Si tienes curiosidad por como funciona una computadora y profundizar más en cuales son las posibles causas que pueden hacer que no funcione correctamente, aquí viene un pequeño resumen:

 ¿Por qué hago esta página?

Desde que existen, los ordenadores personales, o “Personal Computer” como los bautizaron en su país de origen, han sido una gran herramienta con una utilidad inigualable por cualquier otro dispositivo de nuestra casa, pero también ha sido el aparato de nuestro hogar que más quebraderos de cabeza nos ha provocado.

Yo, por suerte o por desgracia, he tenido siempre uno en casa desde hace ya 20 años y he tenido curiosidad por saber como funcionan, como se les realiza un correcto mantenimiento, como mejorar su velocidad, etc… y digo “por desgracia”, por que eso ha provocado que todos estos años he sido la persona a la que han acudido amigos, vecinos y familiares para que resuelva sus problemas.

Por eso me he decidido a crear esta web, para explicar paso a paso todo lo que puede provocar un mal funcionamiento en vuestros equipos, ya que no es tan difícil y estoy seguro de que todos podréis solventar cualquier problema con la ayuda de esta guía.

Problemas habituales en un ordenador y sus causas

Cuando un PC empieza a fallar, nos podemos encontrar 2 tipos de problemas:

  1. Problemas de Hardware
  2. Problemas de Software

El Hardware

Son las partes de un ordenador, el monitor con el que estás viendo esta página, el teclado, el ratón, la torre (en caso de los ordenadores de sobremesa) y todo lo que contiene o los elementos del interior de un portátil.

 explicamos qué es el hardware

Los problemas de hardware pueden venir por no hacer un buen mantenimiento del equipo (o no haberlo hecho nunca), por tener piezas obsoletas o desfasadas y por que alguna de estas piezas directamente se haya estropeado y no funcione.

Por poner algunos ejemplos, si no abrimos de vez en cuando nuestro equipo y lo limpiamos, con el paso del tiempo cada vez tendremos una peor ventilación que provocará un aumento de temperatura, pudiendo disminuir el rendimiento de algunos componentes e incluso hacer que se estropeen.

Si nunca actualizamos las piezas de nuestro ordenador, es muy posible que conforme salgan nuevos sistemas operativos, programas o juegos, exijan un hardware más potente y nuestra máquina no sea capaz de hacerlos funcionar o no al menos de forma adecuada.

Si llegamos al extremo de que alguna de nuestras piezas se estropee, es probable que directamente no funcione, y aunque creamos que tenemos que cambiar el equipo entero, realmente solo tendremos que sustituir una pieza ahorrando mucho dinero con la reparación.

El Software

Son los programas que llevan ya instalados o hemos instalado en nuestro ordenador. Aunque necesario, el software es en muchos casos el que causa mayores problemas en la ejecución de los procesos y ralentiza el sistema haciendo que sea desesperante utilizarlo.

 explicamos qué es el software

Los problemas de software suelen venir por almacenamiento excesivo de archivos en el disco duro, acumulación de programas que se inician al arrancar el dispositivo y como no, por la basura que se nos puede instalar a través de internet si no somos precavidos con las webs que visitamos o los programas que descargamos y sus fuentes.

Por ejemplo, si tenemos demasiados programas configurados para ejecutarse al iniciar windows, desde que encendemos el ordenador hasta que podamos empezar a utilizarlo pueden pasar 5 minutos fácilmente, y he visto casos peores.

Si tenemos el disco duro lleno por que nunca eliminamos ningún archivo, da igual lo que hagamos que ese equipo nunca conseguirá funcionar de manera óptima. Siempre debe haber un margen de espacio libre en nuestro HDD o SSD.

De los virus o la basura que se nos instale no hay mucho que decir, pueden ralentizar las tareas, ocupar el ancho de banda haciendo nuestro internet más lento, borrarnos archivos, bloquearlos e incluso robarnos información.

¿Crees que todo esto es muy complicado? No te asustes, ¡aquí vas a aprender a solucionar todos los problemas que hemos mencionado! ¿Cual es el tuyo?

             

             

Optimizar PC

Optimizar tu PC no es para nada un procedimiento difícil ni complicado, cualquier persona puede hacerlo sin poner en absoluto en riesgo su computador. Con estos sencillos trucos sentirás una notable mejora en el rendimiento de tu ordenador permitiéndote trabajar, navegar y jugar de una manera mucho más fluida.

Instalar Actualizaciones y Drivers

Un equipo sin actualizar es probablemente un dispositivo con errores, incompatibilidades y seguramente, ralentizado.

Las primeras actualizaciones que tienes que revisar son las del sistema operativo Windows. Utilizando el “buscador de Windows” teclea “Windows Update” y se ejecutará la herramienta de detección de actualizaciones de Windows.

actualizaciones de windows update

Primero tardará un poco en cargar para buscar si tienes algún elemento desactualizado y luego te mostrará todos los archivos disponibles para su instalación. Pulsa continuar y comenzará el proceso, es muy posible que te pida que reinicies el sistema al acabar para aplicar los cambios. Si llevas mucho tiempo sin hacerlo, puede que tarde bastante tiempo, así que no hagas esto si tienes prisa o necesitas el ordenador para algo importante en ese momento.

Si no quieres que tu ordenador vuelva a quedarse desactualizado, activa las actualizaciones automáticas desde las opciones de “Configuración” en el panel de control de Windows.

Te advierto que algunas actualizaciones son muy pesadas y tardan mucho en realizarse, por lo que no será la primera vez que alguien ha necesitado su ordenador para algo importante y cuando ha ido a arrancar el PC se ha encontrado el mensaje “Espere mientras las actualizaciones surgen efecto” llevándose las manos a la cabeza.

*Mi recomendación es tenerlas desactivadas y comprobarlo de manera manual una vez a la semana. Si no te vas a acordar, déjalas en modo automático.

Si eres de perfil Gamer, editas vídeo o cualquier otro proceso gráfico, debes buscar los drivers apropiados para tu tarjeta gráfica. Windows update y el propio Windows, reconocerá tu tarjeta de video e instalará los drivers necesarios para un uso básico de tu tarjeta. Sin embargo, tanto ATI como Nvidia disponen de programas que instalan drivers y herramientas específicas para sacar el máximo rendimiento de tu gráfica.

 logos de ati y nvidia

Si no conoces el modelo exacto de tu controladora, no te preocupes, ambas empresas, en su página web, tienen herramientas para auto detectar tu modelo e instalar todo lo necesario con tan solo unos clics.

Página web de Nvidia: Auto Detect Nvidia Drivers

Página web de Ati: Auto Detect Ati Drivers

Si con todo esto aún tienes algún problema, es posible que algún periférico no se haya instalado correctamente y necesites hacerlo a mano. Lo mejor es acudir al sitio web del fabricante de este periférico y seguro que encontrarás los drivers necesarios.

Configurar los programas que se inician al arrancar Windows

El principal problema que suele ocasionar un arranque lento de Windows son los programas que se ejecutan al encender el ordenador.

Programas como Spotify, Itunes, Twitch o Disscord suelen tener esta opción activada cuando los instalas. Lo que pasa en este caso es que cuando se abre Windows, se tiene que poner a abrir todos estos programas, la mayoría conectados a la red, que tienen que hacer comprobaciones para ver si les han entrado mensajes nuevos, si se han actualizado listas de música, si te han agregado amigos, etc….

Si encima, como Itunes, tiene que buscar nuevas actualizaciones y además, lo tienes configurado para que las descargue automáticamente, también se pondrá a realizar descargas nada más sentarte delante del ordenador. Todo esto como es evidente hace que el proceso de comenzar pase de durar 30 segundos a 2 minutos, 5 minutos o 10 minutos incluso más según lo extremo que sea el caso.

Para quitar todos estos programas del arranque y poder abrirlos luego cuando a ti te convenga a mano, tienes que presionar “Ctrl + Alt + Suprimir”. Selecciona “administrador de tareas”, dentro del administrador, ve a la pestaña de “Inicio” y te saldrá el listado de todas las aplicaciones que hay disponibles para que se ejecuten con el arranque.

seleccionar aplicaciones que se ejecutan al arrancar windows

A la derecha te mostrará si están habilitadas (se ejecutan al arrancar) o deshabilitadas (no se ejecutan). Selecciona las que veas que están habilitadas y no necesitas, abajo a la derecha tendrás un botón con la opción “Deshabilitar”. Otro problema resuelto.

Desactivar los efectos visuales de Windows

Nuestro sistema operativo tiene algunos elementos estéticos, que quedan muy bonitos, pero sobrecargan los procesos gráficos. Si no te has fijado, estamos hablando de los bordes de las ventanas traslúcidos, los efectos de transición cuando minimizas o maximizas una ventana y cosas por el estilo.

Si tienes un ordenador potente puedes dejarlo como está, pero independientemente del caso lo mejor es desactivar todas estas opciones para aligerar la carga de gráficos.

Realizar esto es muy sencillo, solo tienes que abrir tu “panel de control”, acudir a las opciones de “accesibilidad” > “centro de accesibilidad” y “facilitar el uso del equipo”. En la parte inferior del menú encontrarás una opción llamada “Desactivar todas las animaciones no necesarias”. Márcala y habrás resuelto este problema. Tu sistema no lucirá tan bonito pero si mucho más fluido y práctico.

desactivar elementos visuales en windows

Cambiar tu disco duro HDD por uno SSD

La mayoría de nuestros equipos llevan o llevaban instalados siempre como sistema de almacenamiento físico un disco duro HDD. Aunque hasta ahora han dado la talla y nos han sido de gran utilidad, en el mejor de los casos, un Hard Drive Disk habitual en un equipo doméstico de unas 5000rpm o 7000rpm, tiene una velocidad de transferencia de datos de unos 50 y 150 MB/s.

Los discos duros SSD, que realmente no son discos duros, son discos sólidos, ofrecen una velocidad de transferencia de archivos mucho mayor, entre 200 y 550 MB/S. Cualquiera de una calidad media te proporcionará una velocidad 3 veces superior a la que tenías con tu viejo disco duro, en el peor de los casos.

 diferencia entre hdd y ssd

 

Existen 3 tipos de disco duro SSD diferentes:

  • SSD SATA: En un formato de 2.5, es el que puedes ver arriba en la foto. Con un diseño similar a los discos duros clásicos, están pensados para ofrecer la mayor compatiblidad con el mayor número de sistemas ya que el conector es el mismo que los HDD SATA de toda la vida. Son 3 veces más rápidos que un disco duro convencional, ofreciendo un ancho de banda de 6GB/s que alcanza unas velocidades de escritura y lectura que rondan los 500mbs/s. Dentro de los SSD, son los más baratos y los que mas probabilidades tienen de ser compatibles con tu sobremesa o portátil.
  • SSD M2: Es el formato más compacto, con un precio superior al SSD SATA, su compatibilidad es menor puesto que tu equipo necesita disponer un puerto M2 para conectarlos directamente a la placa base. Por sus dimensiones, se están convirtiendo en los favoritos por los fabricantes de portátiles. La conexión se realiza por PCI Express 3.0 ofreciendo un ancho de banda de 32GB/s llegando a alcanzar velocidades de lectura de 3000mb/s que proporcionan un rendimiento 6 u 8 veces superior a los SSD SATA.
  • SSD PCI Express: Exactamente iguales en rendimiento a los SSD M2, su conector es el clásico PCI Express de los ordenadores de sobremesa. Ofrecen una compatibilidad mayor que sus hermanos pequeños (en tamaño) pero encarecen su precio. Probablemente, este formato desaparecerá conforme los equipos empiecen llevar incorporados conectores M2 en sus placas bases ya que para igual rendimiento, su volumen es mayor y su precio también.

El “problema” de los Solid State Drive, es que son más caros, digo problema entre comillas por que obviamente, si algo es mejor, es lógico que su coste sea mayor. De todas maneras el último año los precios han descendido bastante. Leí un artículo donde decían que las empresas que hay detrás los fabricaron en exceso y la gente no los compraba por su elevado precio, de ahí que el coste ahora se esté reduciendo.

El problema que se ha encontrado esta tecnología es que un usuario medio no quiere gastar más de 50 o 100€ en su disco duro. Antes en los SSD por este rango de precios solo encontrabas de 128 GB y 256 GB de capacidad. El primero se queda realmente muy corto a no ser que solo utilices tu pc para consumir contenido, navegar y ofimática, el segundo no estaba mal pero era mejorable.

Hoy en día en el rango de 60 a 100€ puedes encontrar discos SSD de 500GB que será suficiente para cualquier persona que no necesite una cantidad de almacenamiento excesiva por algún caso en particular.

Reinstalar Windows o eliminar los programas “basura” del fabricante

Si compras tu ordenador a piezas, no te encontrarás este problema, pero en la mayoría de los portátiles y en el caso de algunos sobremesa preconfigurados, tu sistema operativo llevará incorporado programas que te ha instalado el fabricante, a veces útiles, la mayoría de las veces no, que solo van a ocupar espacio en tu disco, sobrecargar procesos y elementos visuales.

La mayoría de estos programas no los utilizarás en tu vida, por lo que lo mejor que puedes hacer es, o borrarlos, o reinstalar windows desde 0.

Si quieres desinstalar estos programas, simplemente pon en el buscador de Windows “desinstalar un programa” y haz click en el resultado.

como acceder al menú de desinstalación

Te saldrá un listado con todos los elementos que tienes instalados, solo tienes que revisarlos e ir desinstalándolos uno por uno. No recomiendo hacerlo si no tienes claro lo que estas haciendo por que puedes eliminar algún elemento crítico que estropee tu SO(Sistema Operativo).

*Ya que tienes abierta la herramienta de “Agregar o quitar programas” aprovecha y desinstala todos los programas o juegos que ya no utilices. Echa un vistazo a tus carpetas y borra también archivos como música o películas que no necesites, así liberarás espacio y quitaras morralla de tu ordenador.

Si quieres reinstalar Windows, lo tienes muy fácil. En la página web de microsoft descarga la herramienta de creación de medios. Cuando la tengas, te guiará durante el proceso para crear un usb booteable de instalación de Windows. Antes de hacer nada, asegúrate de que tienes tu clave de Windows a mano.

pantallazo de la web de microsoft

Para realizar la instalación reinicia tu PC y cuando aparezca el mensaje de pulsa cualquier tecla para iniciar desde el usb, hazle caso, pulsa cualquier tecla y sigue los pasos para reinstalar Windows. En caso de que no te aparezca ese mensaje, debes acudir a la BIOS de tu PC y configurarla para que reconozca dispositivos USB durante el arranque.

*Cuidado* Algunas marcas como SONY Vaio, traen programas que si son realmente útiles, es más, puede que si realizas una instalación limpia de Windows en estos equipos, tengas problemas luego para realizar actualizaciones, encontrar drivers, etc...

* Tip de optimización para portátiles. En los ordenadores portátiles, en todos, las opciones de energía, que son las que se encargan de aumentar la duración de tu batería, afectan al rendimiento de tu equipo. Lo que hacen estas opciones, es reducir los recursos de los que dispone el ordenador, ralentizándolo, para aumentar la vida útil de la carga.

Tienes que hacer click en el icono que aparece con el estado de carga de la batería en tu barra de inicio y seleccionar opciones de energía. Te dará a elegir entre cuando está conectado a la red y cuando consume la batería. Cuando está conectado a la red, lo ideal es seleccionar el máximo rendimiento para que tu PC funcione al máximo de su capacidad. Cuando consuma la batería, debes elegir cual es tu prioridad, si tener una batería duradera, o un rendimiento máximo.

configurar opciones de energía de un portátil

¡Ya has optimizado tu PC! ¿Hay alguna otra cosa que quieras solucionar?

             

             

Mi portatil se calienta mucho

Un problema muy habitual tanto en ordenadores de sobremesa como en los portátiles es que se calientan demasiado. Los problemas de temperatura afectan a todo el rendimiento de nuestro equipo haciendo más lenta cualquier tarea y entorpeciendo cualquier acción que queramos realizar.

Estos problemas suelen aparecer al año o dos años desde que estrenamos nuestro computador aunque en algunos casos, sobretodo en ciertos fabricantes de portátil, pueden aparecer desde un primer momento. Pero no te preocupes, con estos sencillos trucos, reducirás unos cuantos grados y podrás volver a disfrutar de tu equipo.

La suciedad y los flujos de aire de la refrigeración de un PC

La suciedad de un ordenador es el mayor enemigo para una buena refrigeración ya que las pelusas que se acumulan dentro entorpecen o taponan el flujo de aire y por lo tanto reducen la capacidad de disipación de calor de nuestros sistemas.

 problemas de temperatura en un PC

Los ordenadores de sobremesa tienen en su mayoría un flujo de aire para refrigerar de presión positiva. Esto quiere decir que hay más potencia en los ventiladores que meten aire al PC que en los que lo sacan, lo que hace que los que sacan el aire no den a basto y por todas las rendijas o huecos que queden en la caja, el aire también saldrá, evitando que coja más polvo.

En los portátiles nos encontramos tanto sistemas de presión positiva como negativa, pero realmente cuando nos encontramos con uno de negativa (hay mas potencia en los ventiladores que sacan aire que los que lo introducen) estos suelen ser los típicos modelos de aluminio que están mucho mejor sellados y evitan que entre el polvo.

Aún así es casi imposible que se acumule suciedad en el interior, y lo mas importante, que se acumule en la zona donde debe salir el aire caliente, haciendo que se quede en el interior del ordenador.

Sin embargo si nuestro portátil tiene un sistema de ventilación con presión positiva (tiene un ventilador que mete aire) entonces si que nos podemos encontrar el problema de que el polvo tapone tanto la entrada como la salida del aire.

La suciedad también puede acumularse en el propio motor rotator de los ventiladores tanto en sobremesa como en portátiles, disminuyendo su efectividad e incluso haciendo que dejen de funcionar, lo que es crítico para la salud de nuestro pc.

Para solucionar todos los problemas de suciedad, es muy sencillo, solo tenemos que abrir nuestro portátil o sobremesa, soplar todo el polvo con un spray de aire para limpiar ordenadores, limpiar con un pincel seco o mojado en alcohol isopropílico todos los componentes (con cuidado de no romper nada) y sobretodo limpiar los ventiladores, en especial el punto donde giran.

Si tenemos rejillas para evitar la entrada del polvo también debemos limpiarlas por que si se va acumulando la suciedad cada vez podrá entrar menos aire y también empeorará la refrigeración.

Cambiar pasta térmica del procesador

La pasta térmica es un compuesto que se coloca entre el procesador y el disipador. Este material se esparce entre los dos elementos para realizar una unión solida evitando impurezas perdidas en la zona de contacto para mejorar así la refrigeración.

 mantenimiento de la pasta térmica

Una buena pasta térmica debe tener una baja resistencia térmica que permita la transmisión del calor con facilidad. No debe ser conductiva de la electricidad para evitar dañar cualquier componente en caso de que se nos caiga una gota sin darnos cuenta donde no queremos.

Las mejores marcas de pastas térmicas son sin lugar a dudas Noctua y Artic. Exceptuando algunos disipadores de sobremesa que compramos a piezas, ningún ordenador o portátil trae una de estas dos marcas de serie. Si montamos el ordenador nosotros mismos lo recomendable es comprar una de estas dos, si es un portátil o pc pre-ensamblado podemos aguantar la pasta de serie 2 años para mantener la garantía, después te recomiendo cambiarla.

Para cambiar la pasta térmica es el mismo proceso tanto en un sobremesa como en un portátil, solo que en un portátil es más complicado por que tendrás que desmontarlo entero en casi todos los modelos. Una vez que accedas al procesador debes:

  • Limpiar tanto el procesador como la parte del disipador que hace contacto con alcohol isopropílico (isopropanol). Este alcohol se evapora super rápido, no deja ningún residuo y al igual que la pasta térmica, no transmite la electricidad. Así nos ahorraremos un gran disgusto.
  • Una vez esté limpio y seco, aplicamos una gota del tamaño de una lenteja en el centro del procesador (las dos pastas térmicas que te he recomendado vienen en formato de jeringuilla para facilitar esta aplicación).
  • Después solo tenemos que volver a poner el disipador encima del procesador y atornillarlo, la presión hará que se extienda por toda la zona a refrigerar.

Con estos 3 sencillos pasos y una pasta de calidad reduciremos unos cuantos grados la temperatura de nuestro PC. Si no sabes como desmontar el portátil, busca en youtube “desmontar X” y en X pones tu modelo de portátil, seguro que hay algún video.

Por norma general todos los portátiles se desmotan quitando primero todos los tornillos de la parte de abajo, desconectando el disco duro, la memoria Ram y la tarjeta wifi. Después con una pua de guitarra sacamos el teclado con cuidado de no llevarnos el conector. Después poco a poco vamos desconectando todo lo que nos encontremos con unas pinzas y desatornillando todos los tornillos que nos encontremos, hasta que podamos acceder al procesador. Con que eches fotos de cada paso y recuerdes donde iban los tornillos, no tendrás problema.

Exceso de procesos

Si nuestro ordenador está limpio, tenemos una buena pasta térmica, tenemos todos los componentes como es correcto y en el caso de los portátiles no los colocamos en sitios que hagan que se caliente, y aún así se calienta demasiado, es posible que tengamos un exceso de procesos ejecutándose en nuestro equipo que haga que el procesador o la tarjeta gráfica estén todo el rato rindiendo al máximo lo que hace que aumente la temperatura.

 problemas en un PC

Es posible que esto ocurra por que tenemos demasiados programas abiertos, por que tenemos demasiados plugins, widgets o extensiones en nuestro escritorio o navegador, pero también es posible que tengamos un virus o troyano que esté provocando esta situación.

Para echar un primer vistazo rápido a la situación del rendimiento de nuestro PC, presiona simultaneamente el clásico “Ctrl + Alt + Supr” y acude al administrador de tareas. En la ventana de procesos encontrarás los gráficos de rendimiento tanto de la CPU como la GPU y el disco duro.

Si en un estado supuestamente de reposo, sin que estés haciendo nada, ves que alguno o todos estos elementos van al máximo, hay algún problema. Para solucionar esto debemos:

  • Eliminar todos los widgets, plugins o extensiones de nuestro navegador.
  • Utilizar un programa antivirus para examinar nuestro PC.
  • Utilizar un programa anti malware para examinar nuestro ordenador.
  • En caso de que el problema persista, salva todos tus archivos importantes en un pendrive o disco duro y formatea tu sistema operativo.

La posición en la que colocas tu ordenador portatil

Mucha gente tiene la costumbre de poner el portátil encima de la cama, encima de sus piernas, o encima de cualquier superficie. ¿Es este un problema? Pues depende.

 ordenador sobre un sofá

Si tu portátil tiene uno o varios ventiladores en la base introduciendo aire, cualquier superficie donde lo pongas que tapone estas entradas, provocará un aumento repentino de la temperatura por que estás impidiendo que refrigere de manera correcta.

Si el portátil tiene una salida de aire en alguno de los laterales y los taponas, estamos en las mismas, el aire caliente no puede salir, se queda en el interior y no refrigera como es debido.

Solo en los portátiles que no tienen entradas de aire en la base y que por la disposición de sus salidas es imposible que las tapones al apoyarlas en cualquier parte, puede utilizarlos de esta manera.

Estos portátiles suelen ser de aluminio lo que facilita la refrigeración pasiva del dispositivo, dispositivo que en muchos casos tiene los ventiladores la mayoría del tiempo apagados o directamente no tiene.

En los portátiles convencionales de plástico, utilizarlos de esta manera es condenarlos a muerte. Si quieres poder posarlos en cualquier parte, debes utilizar un soporte con o sin refrigeración para evitar que se calienten y acabar fundiendo la tarjeta gráfica.

Delid y Relid, los grandes desconocidos

Si hasta ahora te había dicho que todo lo que iba a explicar en esta guía podía hacerlo cualquier persona de manera sencilla, lo siento, pero hay una excepción. El delid y el relid es una “reparación” que se hace a los procesadores de un equipo de sobremesa donde quitamos la chapa protectora para cambiar la pasta térmica que se encuentra en el interior del procesador.

¿Por que se hace esto? Por que los fabricantes de procesadores decidieron para ahorrar costes no soldar la tapa del procesador al procesado y en su lugar, utilizaron pasta térmica. No contentos con ello, decidieron usar una de mala calidad. Por eso desde hace unos años hasta ahora, muchos procesadores a partir del año o dos años de uso, aumentan considerablemente su temperatura tanto en estado de reposo como al máximo rendimiento.

El problema de realizar esta técnica es que vas a necesitar de unos cuantos materiales o herramientas que nadie suele tener por casa si no es un técnico informático, en cierto modo es arriesgado por que te puedes cargar el procesador y encima conseguir todos estos materiales no es barato, aún así, yo voy a explicar aquí como se hace aunque sea para matar la curiosidad que podáis tener sobre esto, ya que he visto que hay muy poca información al respecto.

Para hacer Delid&Relid necesitamos:

  • Una herramienta especial para quitar la tapa protectora y su posterior colocación. Esta herramienta es diferente dependiendo del tipo de socket de nuestro procesador.
  • Alcohol isopropílico
  • Una tarjeta de plástico, como las de crédito
  • Silicona resistente a altas temperaturas y no conductiva de la electricidad
  • Pasta térmica o metal líquido, depende de lo locos que estemos

El primer paso sería retirar la tapa protectora con la ayuda de la herramienta especial. Aunque varía dependiendo del modelo del socket, lo normal es colocar el procesador dentro de la herramienta como sus instrucciones nos indiquen y hacer presión con el tornillo hasta que salta.

Después tenemos que quitar toda la silicona que traía tanto del procesador como de la tapa, con la ayuda de una tarjeta y alcohol isopropílico, dejándolo bien limpio.

Fíjate en que la silicona no recorre al completo el perímetro del procesador, siempre queda un hueco. Fíjate y recuérdalo, por que cuando vuelvas a poner la silicona deberás dejar también un hueco como este. Esto se hace por que dentro del procesador se pueden generar gases y si no dejas una via de salida, se quedarán atrapados y el procesador acabará inflándose y deteriorándose.

Después limpia la pasta térmica que traía de serie con alcohol isopropílico, dejando todo bien limpio.

En el caso de que vayas a utilizar pasta térmica (lo que recomiendo a no ser que hagas Overclock extremo) el proceso es el mismo de siempre. Pon una gotita con una forma de lenteja y ya estarías listo para volver a armarlo.

En el caso de que quieras utilizar metal líquido, recuerda que aunque este tiene una resistencia térmica menor que la pasta térmica y te ayudará a reducir algún grado extra, este material SI es conductor de la electricidad, por lo que si no lo aplicas bien y dejas algún residuo, es muy posible que fundas el procesador.

Tendrías que aplicar el metal líquido con muchísimo cuidado (es recomendable proteger la zona donde no vayas a aplicarlo con algún tipo de cinta) extendiéndolo por todo el chip con la ayuda de una pequeña espátula.

Hayas optado por el material que hayas optado, tienes que poner silicona alrededor del procesador de la misma forma en la que estaba, sin olvidarte de dejar un hueco para los gases que se puedan generar.

Después con ayuda de la herramienta, coloca de nuevo la tapa en el procesador y utlízala para hacer presión sobre esta. Déjala así el tiempo que te indique la silicona y ya tendrás tu procesador con pasta térmica nueva en el interior.

¡Tu ordenador ya no se calienta tanto! ¿Quieres ver como se arreglan otros inconvenientes?

             

             

El ordenador no arranca

El mayor disgusto que te puedes llevar con tu ordenador probablemente sea cuando llega ese momento en el que pulsas el botón de encendido y …. no pasa nada. Sería estupendo que nos hicieran una foto justo en ese momento por que la cara de pánico que ponemos tiene que ser digna de ver.

Lo primero que pueden pensar la mayoría de los usuarios es, se ha roto, ya no sirve, tengo que comprar otro, pero… ¡no te precipites! Hay unos cuantos motivos por el que puede que tu ordenador no arranque y puede que su solución sea muy barata e incluso gratis, es más, es posible que si arranque y no te estés dando cuenta. Para resolver este problema, sigue estos pasos:

Revisar la fuente de alimentación y estado de la batería

En el caso de los ordenadores de sobremesa, un problema muy común es que la fuente de alimentación se estropee. Cuando esto ocurre, puesto que es el componente que alimenta el resto de componentes del ordenador, nada funciona. Por suerte, la fuente de alimentación es uno de los componentes de hardware más baratos de un ordenador, para solucionar este problema solo tendremos que cambiarla y todo volverá a funcionar como antes.

 bateria muerta

Si tu ordenador es un portátil, puede ser que lo que haya muerto sea la batería. En ese caso solo funcionará si conectas el equipo con el cable de alimentación. Si tu portátil no arranca pero al enchufarlo a la luz si lo hace, estás de suerte, lo único que tienes que hacer es buscar en internet una batería compatible con tu modelo de portátil y ponérsela.

Hardware incompatible

Si acabas de montar tu ordenador por piezas o has cambiado algún componente del hardware, es posible que alguna de sus piezas no sean compatibles o que si lo sean pero tengas que actualizarlas primero antes de que puedan funcionar correctamente entre si.

 hardware no compatible con nuestro sistema

· Una fuente de alimentación que aporte menos energía de la que el equipo requiere, puede ser un motivo por el que el ordenador no arranque.

· Instalar uno o varios módulos de Ram de una frecuencia superior a la que puede gestionar tu placa base o procesador, hará que el ordenador encienda pero no consiga arrancar.

· En algunos casos, es posible que en el momento de lanzamiento de una placa base al mercado, no existiesen los procesadores que acabarían siendo compatibles con esta y debamos actualizarla. Por ejemplo, si compras una placa base que se lanzó al mercado cuando solo existían los procesadoresde 6º generación con socket 1151 , probablemente, aunque la 7º generación sea también compatible al compartir socket, la placa base no estaba configurada para estos simplemente por que no existían.

En este caso deberás actualizar la BIOS de la placa base y resolveras este problema. Lo malo, es que si te pasa esto y tienes un procesador de 7º generación, deberas conseguir que alguien te preste uno de 6º para poder encender el ordenador y actualizar la BIOS.

Retira todos los periféricos y USBs

En algunos casos, el ordenador no arranca por tener algún periférico USB durante su arranque. Se que parece una tontería, pero dejarte conectado un pendrive antes de encenderlo puede ser el motivo por el que tu ordenador no funcione. Si tu ordenador no arranca, es recomendable que el primer paso que des sea desconectar todo y volver a intentarlo.

 problema con los usb

Si es así, el problema es que la BIOS de tu ordenador está configurada para que la preferencia en el arranque sea leer los dispositivos USB. Esto es muy útil por ejemplo si vamos a formatear nuestra máquina con el sistema operativo en un USB o si directamente queremos ejecutar un SO Booteable como Linux.

Golpes y vibraciones

Si tu ordenador es un equipo de sobremesa y por ejemplo has viajado con el, lo has golpeado sin querer o simplemente lo has movido, es posible que con el movimiento se haya desconectado algún cable o componente que está implicado directamente en el arranque del ordenador.

Si tu equipo es tanto un sobremesa como un portátil y se ha llevado algún golpe, es posible que si tu disco duro es un HDD, este se haya dañado. Al estar dañado, el ordenador no es capaz de leerlo y por eso no puede ni cargar el SO ni nada parecido.

Para arreglar este problema tendrás que poner un disco duro nuevo y volver a darle vida a tu ordenador, si lo que quieres es recuperar la información del disco duro, eso es más complicado y no vamos a comentarlo en esta guía.

El ordenador se enciende y después se apaga solo

Si tu ordenador se enciende y después de unos segundos o minutos se apaga solo, es más que probable que tengas un problema o de alimentación o de refrigeración. Te expongo las posibles causas:

  • Si te ha pasado después de incluir algún componente nuevo como una gráfica o procesador nuevo, es posible que tu fuente de alimentación no de a basto por que estos nuevos componentes necesitan mayor voltaje, y cuando su rendimiento suba al máximo llevando también al máximo la demanda de energía, se apague.
  • Hay que revisar siempre en estos casos el ventilador de la fuente de alimentación, si por culpa de la suciedad o el tiempo se ha estropeado y no funciona, la fuente se calentará mucho y al final terminará apagándose.
  • Si la pasta térmica del procesador lleva mucho tiempo puesta y sobretodo si es la de serie, es posible que el procesador esté alcanzando altas temperaturas y se apague por seguridad.
  • El procesador también puede alcanzar grandes temperaturas y apagarse y el disipador está estropeado, mal colocado o si simplemente la entrada o salida de aire está taponada por la suciedad y no permite un buen flujo de aire para la refrigeración.
  • Otro posible problema es que uno de tus módulos de RAM estén dañados, en ese caso el ordenador también dará este fallo.
  • Si no hay ningún problema de hardware, es posible que tengas algún tipo de virus que hace que tu ordenador se apague.

Realmente lo que no funciona es la pantalla o tarjeta gráfica

En algunos casos, sobretodo en los portátiles, aunque creamos que nuestro equipo no funciona, realmente lo que se ha estropeado es la pantalla. Nosotros encendemos el ordenador, vemos la pantalla en negro, y creemos que no funciona, pero nada mas lejos de la realidad, simplemente lo que no funciona es el monitor.

Para comprobar si es este el caso, coge un cable HDMI o VGA y prueba tu equipo con la TV del salón o cualquier otra pantalla que tengas a mano, si funciona así, ya sabes cual es el problema.

En otros casos, el ordenador funcionará también perfectamente pero no veremos la imagen ni aunque probemos con otro monitor, llegada esta situación, es posible que nuestra tarjeta gráfica se haya muerto o las soldaduras se hayan deshecho debido al calor.

Esto suele pasar en los portátiles. Desde el año 2006 la normativa Europea prohibe el uso de materiales nocivos o peligrosos en la fabricación de componentes electrónicos.

Esto hizo que el estaño dejase de contener plomo en su aleación. Pero este elemento, además de ser nocivo, hacía que la soldadura fuese de mucha más calidad y duradera. Si somos de los que no acostumbramos a limpiar nuestro equipo, cambiar las pastas térmicas y sobretodo, si somos de los que ponemos el portátil sobre nuestras piernas, sofá o cama taponando los ventiladores, este alcanzará grandes temperaturas y al final las soldaduras se acabarán fastidiando.

Esto también pasó con la Play Station 3, ¿os acordáis? miles de usuarios se quedaron sin Play por este problema. Una solución, aunque no es definitiva, ya que habrá que volver a realizarla cada 6 meses o un año (pero más barata que comprar un portátil nuevo), es hacer reballing.

El reballing consiste básicamente en retirar el estaño defectuoso y sustituirlo por uno nuevo, en algunos casos por estaño con plomo. El proceso sencillo no es y por norma te lo tienen que hacer en una tienda, pero la opción la tienes.

También deciros que es posible que el problema no sea el estado de las soldaduras en vuestra gráfica si no que directamente se haya fundido. En ese caso la única opción es sustituirla por otra nueva, lo que en dispositivos portátiles a veces directamente es imposible.

¡Tu ordenador por fin arranca! ¿Necesitas mejorar algo mas?

             

             

Mi ordenador va muy lento

Si has seguido todos los pasos anteriores que hemos comentado en esta guía y has optimizado al máximo tu PC, le has hecho un correcto mantenimiento a las piezas y solucionado todos los problemas de temperatura, y aún así tu ordenador sigue siendo lento, sigue estos trucos y podrás aligerar la velocidad de tu ordenador para volver a disfrutar de el como merece:

  • Revisa el espacio disponible en el disco duro. Si lo tienes casi lleno, esto hará que tu ordenador vaya más lento. Revisa todas las películas, canciones y en definitiva archivos que tienes en el disco duro, elimina los que no te sirvan o pasa a un pen drive o disco duro externo los que no necesites tener siempre a mano.
  • Si creaste una cuenta de microsoft y la vinculaste a tu PC, seguramente tengas activada la sincronización. Para desactivar la sincronización entra en configuracion>cuentas>sincronizar la configuración y donde pone “configuración de la sincronización” Activado, pulsa para quitarlo.
  • Revisa todas las barras del navegador que tienes instaladas, plugins y extensiones. Muchas veces cuando instalamos un nuevo programa, le damos a todo que si sin mirar lo que nos están diciendo, y en muchas ocasiones nos instalan este tipo de añadidos. Elimina todos los que no necesites (probablemente todos) y reducirás los recursos que consume tu navegador.
  • Libera espacio de tu disco duro en Windows 10. En “Mi PC”, “Este equipo” o como te guste llamarlo, selecciona tu disco duro y haz botón derecho > propiedades. Pulsa donde pone “liberar espacio” y te saldrá un listado de archivos basura, temporales o de versiones anteriores que puedes borrar para mejorar la capacidad de almacenamiento de tu ordenador.
  • Comprueba los programas que tienes funcionando en segundo plano. Hay quien no cierra ni un solo programa y al estar todos abiertos provoca que el ordenador funcione peor. Si tienes abierto, aunque no lo estés utilizando, twitch, disccord, steam, uplay, itunes, spotify, youtube, etc… todos estos programas solo por estar encendidos consume recursos. Acostumbrate a ir cerrandolos y abre solo el que vayas a utilizar.
  • Dentro de inicio>configuración>sistema>notificaciones, puedes desactivar los consejos de Windows 10 si aún te los muestra. Busca en el listado que te sale abajo “Obtener trucos, consejos y recomendaciones mientras usas windows” y quítalo.
  • Si tu ordenador es viejo o si has actualizado a una versión nueva de windows, es posible que aunque te funcionen algunos programas o incluso el propio sistema operativo, tu ordenador esté ya al límite de su capacidad por su hardware. Si tienes menos o 4gb de Ram, planteate ampliarlo a 8Gb por que es el mínimo que se suele necesitar para un rendimiento eficiente. Lo ideal serían 16 Gb.
  • Si no lo tienes, activa el inicio rápido en Windows 10. Pon en el buscador de inicio “opciones de energia”, dentro, accede a configuración del sistema, dentro, pulsa en “cambiar la configuración actualmente no disponible” y comprueba si la casilla  “inicio rápido” está seleccionada. Si no lo está, actívala.
  • Si utilizas Windows 10, desactiva la indexación de búsqueda. En “inicio”, selecciona “administrador de equipos”, busca la opción de “servicios y aplicaciones” y selecciona dentro de ella “Windows Search”. En “tipo de inicio” selecciona “deshabilidado”. Esto hará que cuando utilices el buscador de windows tarde un poco más en encontrar el resultado que buscas, pero también conseguirás que tu ordenador vaya más rápido el resto del tiempo.
  • Realiza de manera frecuente escaneos en busca de virus, troyanos y actualizaciones de tu dispositivo. Cualquiera de las 3 cosas podrían estar ralentizando tu PC y se solucionaría con tan solo unos clicks.
  • Comprueba si tienes programas que se descargan actualizaciones de forma automática como windows, adobe, itunes, nvidia, etc… Mientras estas actualizaciones se estén descargando, tu ordenador funcionará más lento por que estarán consumiendo recursos, ancho de banda y velocidad de lectura de tu disco duro. Revisa la configuración y establécelo en modo manual para elegir cuando realizar estas descargas y que no interfieran con tu experiencia.
  • Si quieres desactivar las aplicaciones en segundo plano para reducir el consumo de recursos de tu ordenador, en la barra de inicio selecciona configuración y pulsa en privacidad. Ahí te aparece un listado con todas las aplicaciones que tienen permitido ejecutarse en segundo plano, puedes desactivarlas presionando el botón que aparece a su derecha.
  • Si quieres optimizar al máximo el rendimiento de tu ordenador y pulir cada detalle, configura las opciones del explorador de archivos. Dentro de cualquier carpeta, haz clic en archivo>cambiar opciones de carpetas y búsqueda. En la pestaña vista podrás configurar como quieres que te muestre los archivos el explorador, si seleccionas que no muestre miniaturas, que no muestre descripciones emergentes y cosas por el estilo, optimizaremos al máximo los recursos que consume nuestra computadora.
  • Si tienes un disco duro HDD puedes desfragmentar tu disco duro. *Atención* SI TIENES UN SSD NO HAGAS ESTO. Para desfragmentarlo, selecciona tu disco duro, haz clic en propiedades y dirígete a la pestaña “herramientas”. En la sección de “optimizar y desfragmentar la unidad”, dale a optimizar. Te aparecerá un listado con los discos disponibles en tu sistema, selecciona el que te interese, pulsa optimizar y espera a que termine el proceso. No hagas nada con tu ordenador mientras se está desfragmentando el disco duro.

Si has solucionado todo esto y sigue dando problemas, echa un ojo al resto de guías:

             

             

¿Como mejorar el rendimiento de tu PC?
4.3 (86.67%) 6 votes